La Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud (CIF) de la Organización Mundial de la Salud, distingue entre las funciones del cuerpo (fisiológico o psicológico, visión) y las estructuras del cuerpo (piezas anatómicas, ojo y estructuras relacionadas). La debilitación en estructura o la función corporal se define como participación de la anomalía, del defecto, de la pérdida o de otra desviación significativa de ciertos estándares generalmente aceptados de la población, que pueden fluctuar en un cierto plazo.

Discapacidad o diversidad funcional: ¿quién decide?

Discapacidad y diversidad funcional son conceptos que responden a diferentes modelos bajo los cuales se ha etiquetado a las personas que presentan condiciones físicas, intelectuales, sensoriales y emocionales diferentes a lo establecido como norma. Uno acuñado desde la medicina, posicionándose desde la falta de una capacidad, y el otro, con un enfoque que resalta la diversidad, propuesto desde un colectivo de personas con alguna de las condiciones mencionadas. Ambos utilizados diariamente en políticas, estudios, investigaciones y noticias, pero ¿quién decide cuál término se debe usar?

Disability as Human Variation: Implications for Policy

El impacto de cualquier política de discapacidad depende del modelo conceptual de discapacidad sobre el que descansa esa política. Durante el último cuarto de siglo de la formulación de políticas de discapacidad, que culminó con la aprobación de la Ley de Estadounidenses con Discapacidad de 1990, el paradigma dominante de la discapacidad ha sido un modelo de grupo minoritario.

Charlton, James I.

James I. Charlton es un autor estadounidense, activista por las personas con discapacidad y vicepresidente ejecutivo de "Access Living in Chicago". Mantiene que la discapacidad se encuentra construida socialmente. Ha creado un modelo del movimiento por los derechos de las personas con discapacidad que se diferencia entre un gran número de asociaciones.

Fuente: Wikipedia

Diversitat funcional o discapacitat?

Desde hace algún tiempo se oye hablar de diversidad funcional, forma que algunas personas han propuesto que sustituya el término discapacidad, pero que no tiene, sin embargo, el acuerdo de todo el sector. Si analizamos esta denominación desde el punto de vista lingüístico, diversidad funcional se podría definir, basándonos en el diccionario normativo, como la calidad de funcionar de manera diversa. Esto puede considerarse aplicable a todo el género humano: las personas somos diversas en todo, en nuestro aspecto físico, en el modo de movernos, la manera de pensar, la manera de expresarnos.

Terminología referida a las personas en situación de discapacidad

El presente documento “Terminología referida a las personas en situación de discapacidad” pretende facilitar elementos clave sobre los que podamos reflexionar, e incidir en nuestras actitudes y comportamientos, además de liberarnos de ciertos estereotipos y aprensiones y dirigirnos a las personas en situación de discapacidad  en un plano de igualdad y respeto. De esta manera, el objetivo es transformar el estilo comunicativo y el uso del lenguaje en las interrelaciones entre personas con y sin una situación de discapacidad.

Uso de lenguaje inclusivo persona en situación de discapacidad

Desde SENADIS (Servicio Nacional de la Discapacidad) se prefiere dirigir a Personas en Situación de Discapacidad, ya que con esta referencia se incorpora la mirada social, rompiendo las barreras y obstáculos, es decir, romper con la idea que la persona tiene la culpa de su propia discapacidad, sino que en realidad la discapacidad viene por el contexto que la sociedad impone, tanto barreras físicas como barreras sociales.